El Black Bowmore DB5 single malt ha sido embotellado en recipiente exclusivo, creado a partir de un pistón del coupé británico

Seguramente te agradará esta propuesta de Aston Martin y Bowmore, un whisky exclusivo, envasado en una botella creada a partir de un pistón del DB5. No es novedad que los fabricantes de automóviles pongan en funcionamientos sus ideas creativas, ya sea produciendo coches, muebles, bicicletas o, como en este caso, botellas. Aston Martin ha prestado una parte del motor del legendario DB5 para embotellar un muy raro (y muy caro) whisky de malta de 1964 de la destilería Bowmore, que tendrá un precio de 55.000 euros por botella.

Black Bowmore DB5

Un whisky exclusivo, envasado en una botella creada a partir de un pistón del DB5.

 

Se fabricarán 25 botellas de esta malta excepcional, que es el primer producto de una colaboración de ambas marcas para los próximos años. Black Bowmore DB5 1964 es el nombre del primer whisky single malt que presentaron Aston Martin y Bowmore. El concepto de esta grandiosa colaboración es por demás sorprendente; puesto que en una misma botella, se reúnen un whisky icónico y un pistón genuino del legendario auto utilizado por James Bond en sus películas.

Características del Black Bowmore DB5 single malt

  • Es una obra maestra, con un buqué artesanal realmente único.
  • En nariz se perciben frutas exóticas maduras y un suave olor a humo de tabaco, así como notas de cáscara de naranja y cereza negra.
  • En boca tiene un final maravillosamente largo de frutas tropicales.
  • La botella de este exclusivo producto se elaboró a mano por Glasstorm, un estudio escocés que produce vidrio contemporáneo a medida, por lo que cada envase tardó hasta una semana en completarse.

Sobre la presentación del producto

La presentación en la cual se venderá también incluye una caja fabricada de forma manual con una fina piel de becerro y bisagras de latón macizo, chapadas con níquel.  En sí mismo, este contenedor podría ser considerado una obra de arte, cuyo color azul profundo evoca la casa costera de la destilería.

Black Bowmore DB5

Una caja fabricada de forma manual con una fina piel de becerro y bisagras de latón macizo, chapadas con níquel

El año de destilación del whisky fue en 1964, momento crucial  en la historia de ambas firmas. Para Black Bowmore fue en ese año cuando les llegó una nueva caldera, misma que les permitió destilar por primera vez un whisky de malta excepcionalmente raro y uno de los más codiciados, jamás creados. Para Aston Martin, fue durante esa era que fabricó su automóvil más emblemático, que se haría famoso al participar en las películas de James Bond y que, al paso de los años, se ha convertido en uno de los autos deportivos más queridos por los amantes de los coches.

Se espera que este nuevo whisky sea el primero de una serie de proyectos y productos que surjan de esta colaboración para los próximos años, dirigidos a crear novedosas experiencias para los seguidores de ambas marcas.

Mira este video, que nos comenta sobre el producto: