El whiskey irlandés está en medio de un auge como no se había visto en más de un siglo.

El whiskey irlandés era antiguamente llamado «uisce beatha» en gaélico, que significa «agua de vida«, su denominación actual whiskey en lugar de whisky, tiene varios orígenes, uno de ellos y por el que más nos inclinamos nosotros es que procede de la unión de Whisky + Fire, indicando que en su proceso, el alto tostado o carbonizado del interior de la barrica es uno de los elementos clave.

Durante parte del siglo XX, solo había dos destilerías en toda Irlanda que fabricaban whiskey, lo que estaba muy lejos de su apogeo.

En el siglo XIX, Irlanda era el mayor productor de whiskey del mundo. Lo que condenó a la industria fue una combinación de impuestos, guerras, tecnología y Prohibición. El whisky escocés acabó siendo más popular gracias a la adopción por parte de Escocia del alambique continuo, concretamente el Coffey Still, creado por el irlandés Aeneas Coffey.

Coffey Still

Coffey Still

El invento de Coffey permitió una producción de alcohol más barata y eficiente y fue adoptado y adquirido por muchas destilerías de Escocia y de todo el mundo, pero fue prácticamente rechazado en Irlanda. En Escocia, el whisky de estos alambiques se utilizó principalmente en el whisky escocés blended, que ganó popularidad en el Reino Unido, Europa y América del Sur, y también en los Estados Unidos tras el fin de la prohibición en diciembre de 1933.

A principios del siglo XX existían casi 30 destilerías de whiskey irlandés, pero su número fue disminuyendo lentamente durante la primera mitad de ese siglo. En 1966, debido a una combinación de cierres y consolidación, solo quedaban dos: Bushmills Distillery, en Irlanda del Norte, y Old Midleton Distillery, en el sur. En 1987 entró en juego una nueva empresa, Cooley Distillery, que elevó el número a tres. Durante los siguientes treinta años, el whisky irlandés ha sido el segmento de bebidas espirituosas que más ha crecido en el mundo, lo que ha llevado a un moderno renacimiento de la producción de whisky en el país.

En la actualidad, hay más de treinta destilerías que vuelven a operar en Irlanda, en licorea.com estamos ampliando nuestra selección de whiskey irlandés, no dejes de visitarla.

Destilerías de whiskey irlandés

Destilerías de whiskey irlandés (clic amplía)

Sobre las existencias de whiskey por su demanda actual a nivel mundial, todavía hay margen para que la categoría se expanda. El whiskey irlandés sigue siendo mucho más pequeño que el escocés o el bourbon, y ahora que la industria del whiskey irlandés se ha reactivado el sector y se han aumentado las capacidades de producción, por lo que están en condiciones de expandirse en los próximos años.

Para apoyar al creciente número de destilerías que producen whisky en Irlanda, la Asociación Irlandesa del Whisky (IWA) lanzó a finales de 2018 su plataforma de formación para nuevos destiladores, llamada The Knowledge Still.

Mitos y realidades del Whiskey Irlandés

El whiskey irlandés es más suave que el escocés porque está triplemente destilado.

Hay whiskey irlandés que son de triple destilación (como el Dingle Single Malt Irish Whiskey), pero no todos lo son. Además, también hay Whisky escocés de triple destilación.

El whiskey irlandés no es tan áspero como el whisky escocés porque no se elabora utilizando turba

Aunque la mayoría del whiskey irlandés no tienen turba, hay whiskey irlandés elaborado con turba en el mercado. Connemara, de la destilería Cooley, es un ejemplo estelar de ello. También merece la pena probar el Hinch Peated Irish Whiskey (y es probable que proceda de la misma destilería…) Además, se produce más whisky escocés sin turba que Whisky escocés con turba, incluso en esta era de renacimiento ahumado en la que se encuentra el Whisky escocés.

Todo el Whisky irlandés contiene cebada sin maltear.

De hecho, hay destilerías irlandesas (como la Shed Distillery, creadora del Drumshanbo Irish Whiskey) que utilizan este método de destilación que surgió a finales del siglo XVIII como una forma creativa de evadir impuestos, pero no todas lo hacen. Aunque los orígenes de este estilo son irlandeses, no todo el whiskey irlandés es Single Pot Still y hay otros whiskies de todo el mundo que también utilizan algo de cebada sin maltear en la destilación, como la destilería Shelter Point de la isla de Vancouver con su Montfort 141 Single Grain Whisky.

Single pot still para elaborar whiskey irlandés

Single pot still para elaborar whiskey irlandés

El whisky irlandés es mejor/peor/diferente que el escocés.

Al menos la parte «diferente» es cierta, geográficamente. El whiskey irlandés debe elaborarse en Irlanda, al igual que el whisky escocés debe elaborarse en Escocia. Más allá de eso, se podría hacer el mismo estilo de whisky en ambos países si se quisiera, o en muchas otras partes del mundo. Eso no lo haría mejor ni peor. Solo lo haría diferente.