A Tale of Cake: el whisky de Glenmorangie que sabe a pastel

por Dunia Torres González
A Tale of Cake: un innovador whisky single malt de Glenmorangie

A Tale of Cake: un innovador whisky single malt de Glenmorangie en edición limitada, que captura la esencia de un pastel recién horneado

A Tale of Cake: un innovador whisky single malt

A Tale of Cake: un innovador whisky single malt de Glenmorangie en edición limitada.

A Tale of Cake, esta edición limitada cortesía de Glenmorangie, es una bebida que, de acuerdo a palabras de su creador, Dr. Bill Lumsden, “captura la esencia de un pastel recién horneado, en un innovador Whisky Single Malt”.

«Glenmorangie A Tale of Cake comenzó cuando Dr. Bill Lumsden, creador del Whisky Glenmorangie viajó al pasado para recordar las delicias que horneo con su abuela y el placer que le provoco el pastel de piña que alguna vez su hija le preparó para su cumpleaños; este fue el momento que hizo que este gran creador de whisky emprendiera la maravillosa y nueva aventura», explica un reporte desde la Ciudad de México.

Inusual y sorpresivo sabor

Para lograr este inusual y sorpresivo sabor, A Tale of Cake debe seguir «un riguroso proceso en el que es añejado en las mejores barricas de vino dulce “Tokaji” —un vino de postre proveniente de la región húngara de Tokaj y que es elaborado con uvas que han crecido en condiciones de humedad, provocando que su piel se ‘arrugue’ y concentrando los azucares, dando como resultado un sabor único— en las que se podrá obtener un whisky con un color cobre intenso, en el que una explosión de sabores dulces hacen su aparición en cada sorbo».

A Tale of Cake

Para lograr este inusual y sorpresivo sabor, A Tale of Cake debe seguir un riguroso proceso en el que es añejado en las mejores barricas de vino dulce “Tokaji”. 

Notas de cata

  • Aroma: Complejo, rico y de múltiples capas, con un estallido de maracuyá, melocotón, pera, mango. Surgen notas más sabrosas como pan horneado, roble suave y curioso y una curiosa mineralidad pedernal. A esto le siguen las notas clásicas de Glenmorangie como panal, vainilla y almendra, con un toque de chocolate con leche. Con un chorrito de agua, emergen notas más picantes, como albaricoque, flor de saúco, corrientes florales, polen de miel y jarabe de melocotón.
  • Sabor: La sensación en boca es sorprendentemente deliciosa y ácida al mismo tiempo, lo que lleva a una explosión de dulce, parecido a un pastel: miel, chocolate blanco, albaricoque, almendra, vainilla y pera. Esto se equilibra con un toque de naranja picante y mentol, ambos sabores clásicos de Glenmorangie.
  • Final: El regusto persistente recuerda a una deliciosa combinación de panal, chocolate, almendras y nueces pecanas.
  • Acompañamiento: Tiene un sabor increíble cuando se disfruta con un pastel real.
  • Elaboración: Glenmorangie A Tale of Cake es primero añejado en barricas de bourbon, para obtener la complejidad cítrica característica de Glenmorangie. Luego se transfiere el whisky a las barricas de Tokaji para crear el maravilloso equilibrio de sabores dulces y afrutados de esta edición limitada.

La creación de Glenmorangie A Tale of Cake empezó a gestarse cuando el Dr. Bill se vio a sí mismo reflexionando sobre cómo algunos de sus recuerdos más alegres estaban relacionados con pasteles, desde hornear con su abuela en su cocina, hasta la tarta con una piña puesta del revés que su hija le hizo una vez para su cumpleaños.

Mira más información en este video:

Related Articles

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad