El vino de naranja es perfecto para acompañar la cena o postre, los ingredientes que necesitas son fáciles de conseguir, y no te tomará mucho tiempo

Hace unos días un amigo nos dejó un comentario en el post de vino de naranja: «Este un vino corriente de uva aromatizado con naranja. Para ser lo que se dice, debe provenir de la fermentación directa del zumo de naranja».

Véalo aquí: Día del Vino de Naranja: «Con hielo y una rodaja de naranja fresca»

Y tiene tuvo toda nuestra atención este comentario, porque es cierto que existe una receta exquisita, donde la protagonista es la naranja y no tiene  mucha relación con el vino de Huelva. Por eso en este artículo incluiremos las dos opciones, así  tendrán la opción de elegir cuál es la que le gusta más o cuál sería la de elaboración más sencilla.

Vino de naranja

Si eres un amante del vino de naranja te encantará contar con la receta, verás que aprenderás a elaborarlo rápidamente y pronto lo estarás preparando en casa.

Si eres un amante del vino de naranja te encantará contar con la receta, verás que aprenderás a elaborarlo rápidamente y pronto lo estarás preparando en casa para degustarlo cada vez que te apetezca.

El vino de naranja es la opción perfecta para acompañar tu cena o el postre y los ingredientes que necesitas son fáciles de conseguir, además de que no te tomará mucho tiempo prepararlo, aunque es importante tomar en cuenta que requiere de varios días de reposo para lograr que se concentren los sabores y sea un éxito, así que toma nota.

Esta receta de vino de naranja casero sería la opción 1 y de ella te hablamos en un anterior post. Nos la contaron en Moguer, Huelva, donde los preparan de maravilla. El vino es perfecto para acompañar postres y para dar toques agridulces a algunos guisos de carne. Sustituyendo la mitad del vino por aguardiente obtienes aguardiente dulce de naranja, un licor casero delicioso.

vino de naranja

El vino de naranja de Huelva, donde los preparan de maravilla.

Aquí te va la receta:

Receta #1. Vino de naranja:

Ingredientes

Preparación:

  1. Mezcla el vino y los trozos de naranja en un recipiente, cúbrelo con papel celofán (bien sellado) y refrigera esta mezcla por 5 días.
  2. Retira las naranjas, añade el azúcar y el coñac, mezcla bien hasta que el azúcar se disuelva. Refrigera esta nueva mezcla por 24 horas.
  3. Sirve el vino de naranja en una ponchera adornada con cáscaras de naranja. Sírvelo frío en tazas.

El vino donde no interviene la uva

Según la definición académica, solo podemos llamar vino a la bebida elaborada por la fermentación del mosto de uva. Pero claro… la uva es una fruta y, hay otras frutas con las que también se elabora “vino de…”

Por lo tanto, podemos considerar vino de fruta a todos aquellos fermentados cuya base está elaborada con una fruta determinada: «La historia nos dice que no en todos los lugares, tanto por la tierra como por la climatología, la uva podía prosperar y entonces se buscaba un sustitutivo a la hora de elaborar su propio vino de lo que fuese que tuvieran al alcance».

vino de naranja

El vino de naranja es una opción popular, deliciosa y bastante fácil de hacer en casa si tienes los materiales correctos y un poco de paciencia.

Receta #2. Vino de naranja:

Cuando uno piensa en vino, las uvas probablemente son lo que viene primero a la mente, pero en realidad se pueden hacer vinos deliciosos con otras frutas. El vino de naranja es una opción popular, deliciosa y bastante fácil de hacer en casa si tienes los materiales correctos y un poco de paciencia.

  • 8 litros (2 galones) de agua
  • 10 naranjas bien maduras
  • 2 limones
  • 3 kg (6 lb) de azúcar blanca granulada
  • ½ cucharadita de tanino de uva
  • 2 cucharaditas de nutriente para levadura
  • 1 paquete (5 g) de levadura para vino

Preparación

  1. Pon a calentar el agua a fuego alto en la estufa hasta que rompa a hervir, lo cual tomará 35 minutos como máximo.
  2. Pela las naranjas con los dedos y usa un rallador para quitar la cáscara de los limones. Quita la mayor cantidad posible del tejido blanco de las frutas. Echar los limones al vino es opcional. Puedes usar solamente naranjas, si lo prefieres. Si no tienes un rallador, puedes usar un pelador de verduras para pelar la fruta.
  3. Corta la fruta y despepítala.
  4. Pica o licua las naranjas y los limones.
  5. Mezcla la fruta, el azúcar, el tanino y el nutriente para levadura en un recipiente para fermentar.
  6. Vierte cuidadosamente el agua hirviendo sobre la mezcla y revuélvela hasta disolver el azúcar. Cuando todos los ingredientes estén en el recipiente para fermentar, échale lentamente el agua hirviendo. Usa una cuchara de mango largo para mezclar cuidadosamente los ingredientes hasta que los gránulos de azúcar se disuelvan completamente, lo cual tomará de 3 a 5 minutos.
  7. Tapa la mezcla y déjala enfriar. Una vez disuelta el azúcar, tapa el recipiente para fermentar. Deja que la mezcla repose hasta que llegue a temperatura ambiente, lo cual tomará de 1 a 2 horas.
  8. Añade la levadura. Cuando la mezcla haya alcanzado la temperatura ambiente, destápala y añádele un paquete (5 g) de levadura para vino. Revuélvela para integrarla con los demás ingredientes.
  9. Tapa la mezcla y déjala fermentar por 1 semana.
  10. Echa el vino a un segundo recipiente para fermentar pasándolo por un colador.
  11. Cierra el recipiente y déjalo fermentar por 1 mes.
  12. Pasado el mes, usa un sifón para trasvasar el vino a otro recipiente para fermentar de vidrio y limpio. Viértelo cuidadosamente para evitar que cualquier sedimento del fondo caiga al vino. Déjalo fermentar por 1 mes más y luego repite el proceso por 2 meses más. En total serán 4 meses de fermentación.

Te puede interesar también esta opción: