Rakija Travarica se elabora a partir de un aguardiente que proviene de la uva y posteriormente se le añaden hierbas aromáticas y amargas

El vino es la bebida alcohólica de producción local dominante en Croacia. Después de la elaboración del vino, los tallos de uva prensados ​​restantes y la pulpa (es decir, el orujo) se destilan en un aguardiente tipo grappa llamado rakija.

Rakia o rakija es un licor similar al brandy, obtenido por destilación de frutas fermentadas, tradicional en la región de los Balcanes y muy popularizado en países como Bulgaria, Eslovaquia, Chequia o Hungría.

rakija

Beber rakija se ha convertido en un fenómeno social. Se ofrece a los invitados y es común en las ocasiones importantes

El contenido en alcohol depende del tipo de destilación, siendo alrededor de 50-53 % en marcas comerciales, pudiendo encontrarse hasta más de 60 % en el producido en pequeñas destilerías. En los países de antigua Yugoslavia existe un tipo especial de rakia, realizado mediante doble destilación, conocido como prepečenica, que suele tener más de un 60 % de contenido alcohólico.

Rakija, un fenómeno social

Beber rakija se ha convertido en un fenómeno social. Se ofrece a los invitados y es común en las ocasiones importantes, como bodas y funerales. También se consume como digestivo simple.

“Cuando era pequeño, todos tenían una botella de rakija en casa”, dice Darko Perojević, del Bar Azur de Dubrovnik. «Nuestras abuelas ponían rakija en una compresa y la colocaban en la frente de un niño si tuvieran fiebre«.

Según el barman del Soul Caffe, otro refugio de Dubrovnik que se enorgullece de tener una sólida selección de rakijas destacados, “el rakija de nueces es muy bueno para el dolor de estómago; el rakija de algarroba es bueno para los calambres corporales; y rakija de muérdago es bueno para la presión arterial».

La palabra rakija proviene del turco raki (originalmente una palabra de origen del Medio Oriente) y se usa comúnmente no solo en Croacia, sino en otros países balcánicos, que solían ser parte del Imperio Otomano.

Rakija Travarica

Rakija Travarica se elabora a partir de un aguardiente proviene de la uva y posteriormente se le añaden hierbas aromáticas y amargas

El rakija se fabrica en casi todos los hogares rurales de la costa de Croacia. Sin embargo, desde que se unió a la Unión Europea en 2013, ha habido restricciones en la venta de licores caseros y ahora se requiere una licencia especial.

La elaboración de rakija en la vecina Bosnia puede haber sido traída de Dalmacia, donde las bebidas espirituosas se elaboraron antes que en la parte occidental del Imperio Otomano, siendo los venecianos los pioneros de la producción de aromáticos bebidas espirituosas en Europa.

En Croacia, los licores fuertes a menudo se aromatizan con hierbas y frutas.

Las variantes del rakija

Las formas más comunes son las elaboradas con uvas (lozovača) o ciruelas (šljivovica). La mayoría de las otras frutas del huerto se pueden utilizar siempre que estén disponibles en abundancia, entre ellas albaricoques, manzanas, peras y membrillos.

En el pasado, se destilaba en casa por cualquier hogar que tuviera acceso a estos ingredientes básicos; de hecho, se distribuye de forma privada en todo el país, aunque es posible que ya no lo vea a la venta abierta en los mercados.

Es una bebida fuerte —formas domésticas tendrán un contenido de alcohol de más del 40%, las marcas comerciales un poco menos— por lo que es importante realizar un seguimiento de la cantidad que se está bebiendo.

 Rakija

El contenido en alcohol depende del tipo de destilación, siendo alrededor de 50-53 % en marcas comerciales, pudiendo encontrarse hasta más de 60 % en el producido en pequeñas destilerías.

El de uva que es más común en las regiones costeras de Croacia, porque es allí donde los viñedos superan en número a los huertos. Podría decirse que el que define a la costa de Croacia es la travarica, el espíritu a base de uva infundido con el tipo de hierbas silvestres características de esta parte del Mediterráneo.

No existe una receta fija para la travarica, y cada productor habrá invertido mucho tiempo en llegar a su propia mezcla distintiva de hierbas.

Los licores a base de rakija se mezclan con miel, cerezas, nueces, granada, muérdago, algarroba e higos. Podría decirse que el más famoso de los licores es el pelinkovac , el licor amargo con sabor a ajenjo que es muy considerado como un aliviador del estómago y como un estímulo general en los días fríos y húmedos.

Te puede interesar: