Henri IV Dudognon Heritage Cognac Grande Champagne ha sido envejecido durante más de 100 años y ha sido considerado como “el ADN de Cognac”

Producido desde 1776, el Henri IV Cognac Grande Champagne se envejece en barricas especiales durante más de 100 años, lo que, en teoría, explica el increíble precio de un millón de libras esterlinas o un poco más de 1,5 millones de dólares.

También vale la pena mencionar que este extraordinario coñac viene en una botella bañada en oro amarillo de 24 K y platino esterlina, decorada con 6.500 diamantes de talla brillante certificados. Con un peso de alrededor de 8 kg, la botella, obra maestra del conocido joyero José Dávalos, se llena con 100 cl. de Dudognon Heritage Cognac Grande Champagne (41% alc.).

Henri IV Cognac Grande Champagne

Producido desde 1776, el Henri IV Cognac Grande Champagne se envejece en barricas especiales durante más de 100 años.

Apodado como el ADN del coñac, Henri IV Dudognon Heritage se presenta en una botella exquisita. Los antepasados ​​de Claudine Dudognon – Buraud, heredera de la Maison Dudognon, ubicada en el centro de la zona más pequeña de la preciada región de Cognac Grande Champagne, son descendientes directos del querido rey francés Enrique IV (1553-1610) y fueron los responsables de su creación.

Henri IV Cognac Grande Champagne

Tiene en una botella bañada en oro amarillo de 24 K y platino esterlina, decorada con 6.500 diamantes de talla brillante certificados.

Ante una bebida como esta, muchos criterios como la de este cliente, hablan de la necesidad de la necesidad de poner más interés en lo que hay dentro de la botella y no en el envase: «Parece que la botella es la parte más cara. Quiero gastar dos millones de dólares en un buen coñac, no en un pisapapeles».

Otro criterio apoya la idea anterior y se declara a favor de bebidas más accesibles y no de «las más caras»:  «Sí, es una de las cosas que me molesta de «el más caro…», tiende a ser un producto bueno/asequible cubierto de joyas y oro, en lugar de que el valor esté realmente en el producto».

Henri IV Dudognon Heritage

Apodado como el ADN del coñac, Henri IV Dudognon Heritage se presenta en una botella exquisita.

Por su parte, otro usuario pone su aporte de humor irónico con su comentario: «El vagabundo que revisa mi reciclaje tendría un buen día después de encontrar eso».

Como vemos, Henri IV Dudognon Heritage suele levantar criterios encontrados en un mundo de bebidas espirituosas que responde a las necesidades de los consumidores, entre los que están los excéntricos; los que les gusta tomar bien, pero no están dispuestos a pagar tanto; y los que toman de todo.

Te puede interesar: