Diageo reconducirá sus marcas con ayuda de Alonso

La próxima temporada, Fernando Alonso llevará la silueta de Johnnie Walker en el monoplaza de su McLaren Mercedes y Diageo quiere aprovechar el patrocinio de su marca de whisky para que el asturiano conduzca sus campañas de fomento del consumo responsable de alcohol.

El fabricante de espirituosos no ha mantenido contactos con el actual campeón de Fórmula 1, ya que esta temporada se debe a los contratos publicitarios de Renault, pero reconoce que será un gran activo en sus mensajes de responsabilidad al volante. ‘Esperamos contar con Alonso, pero nuestro compromiso es con la escudería y los pilotos se deben a todos los contratos que ésta tiene con los patrocinadores’, aseguraba un portavoz de la compañía en un encuentro con periodistas celebrado en Escocia. Actualmente, campañas como la del conductor alternativo se difunden a través de dos pilotos de McLaren: el colombiano Juan Pablo Montoya y el español Pedro Martínez de la Rosa, cuya continuidad en la escudería británica está en el aire. Además, el próximo año la silueta de Johnnie Walker verá reducida su presencia en la carrocería ya que Vodafone se convertirá en el patrocinador principal.

La compañía apunta que esta esponsorización está especialmente dirigida a jóvenes de entre 25 y 35 años, vinculando el eslogan ‘keep walking’ (continúa caminando) con un mensaje de superación personal y eso, reconocen, ‘Alonso lo ha logrado en Renault’.

Diageo comenzó a patrocinar a McLaren en junio de 2005 y tiene un acuerdo de tres años con la escudería. Uno de los objetivos era impulsar el consumo de Johnnie Walker en mercados emergentes como China, Brasil o India. En España, las ventas conjuntas de las distintas etiquetas de esta marca superarán durante este ejercicio las 600.000 cajas, de las que 500.000 corresponden a la variedad Red Label. Unas cifras que quedan lejos de los 2,9 millones de cajas que se venden de otra enseña de whisky del grupo, J&B.

Sin embargo, la demanda en España se está desplazando hacia productos de gama más alta, como el whisky de malta Cardhu, del que los españoles consumen 200.000 de las 350.000 cajas que se producen para todo el mundo. Además, la demanda de marcas de whisky premium, como los denominados ‘classic malts’ (Lagavulin u Oban) ha crecido un 15% en el último ejercicio.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar