La destilería de whisky Girvan sumó a su equipo de trabajadores un cocker spaniel para que «olfatee imperfecciones» en la madera

Girvan es la destilería en funcionamiento más meridional de Escocia. Fue construida en 1963 y eligieron su ubicación en la costa oeste en parte para facilitar la importación de maíz por mar desde Norteamérica. En la actualidad, esta destilería de whisky ha sumado a su equipo de trabajadores a un cocker spaniel de un año de edad llamado Rocco.

El can ha sido contratado con el objetivo de detectar imperfecciones en las barricas de madera, usadas para el envejecimiento del whisky.  Si Rocco encuentra algún problema en las barricas de la destilería de whisky Grant’s de Girvan, en el suroeste de Escocia, este será comunicado al director mundial de la marca, Chris Woof». «El sentido del olfato de un perro como Rocco es 40 veces más fuerte que el de un humano», subrayó Chris Wooff, director asociado de la compañía.

 destilería de whisky Grant's de Girvan

Si Rocco encuentra algún problema en las barricas de la destilería de whisky Grant’s de Girvan, en el suroeste de Escocia, este será comunicado al director mundial de la marca

«La madera es un material natural y la destilación del whisky es un proceso orgánico, por lo que nuestro trabajo es asegurarnos de que todo sea perfecto a medida que el whisky envejece en las barricas de roble», explicó.

Los sentidos aguzados de Rocco

«El sentido del olfato de un perro como Rocco es 40 veces más fuerte que el de un humano, por eso lo hemos seleccionado y entrenado especialmente para que capte el olor de cualquier cosa que no sea del todo correcta, a medida que el whisky madura», aseguró Wooff.

Añadió, además que, «pese a que en la industria vinícola se utilizan ampliamente tecnologías especializadas para detectar las imperfecciones, su compañía quería mantener la tradición mediante el uso del olfato natural de un perro durante el proceso de control de calidad. La capacidad de Rocco para olfatear una gran cantidad de toneles en un corto período de tiempo significa que es una adición fantástica a nuestro equipo».

 Rocco

El sentido del olfato de un perro como Rocco es 40 veces más fuerte que el de un humano.

La jefa del equipo de la destilería, Lianne Noble, será la encargada de alimentar y ejercitar a Rocco, además de organizar su horario de trabajo diario. Ella explicó que si bien la función principal de Rocco es ayudar a mantener la calidad del whisky, su presencia ha tenido un beneficio secundario: «Los ánimos se levantan dondequiera que Rocco esté trabajando, la gente no puede evitar sonreír en su presencia».

Comentó que se trata de «un perro de trabajo» y no de «una mascota», por lo que no deja que nadie lo moleste cuando se toma un descanso entre sus turnos.

Acerca de Girvan Distillery

Girvan Distillery toma su nombre de la ciudad donde se encuentra en South Ayrshire, Escocia y pertenece a William Grant & Sons Ltd., una empresa familiar escocesa e independiente. Es el hogar de Grant’s Scotch whisky y Hendrick’s Gin Palace además de tener su propia destilería de malta, Ailsa Bay y un modernísimo laboratorio que colabora con el programa de desarrollo e innovación de William Grant & Sons.

Desde mediados de la década de 1980, Girvan destila a partir de trigo, al igual que la mayoría de destilerías de grano escocesas. La Girvan Grain Distillery fue construida sobre la base de una fábrica de municiones de la Segunda Guerra Mundial. Ayrshire era el lugar perfecto para establecer una destilería: justo al lado del puerto y de un manantial que proporcionaba toda el agua que necesitaba. El primer alambique que se instaló, conocido como “No.1 Apps” sigue produciendo whisky de alta calidad.

perro de trabajo

Se trata de «un perro de trabajo» y no de «una mascota», por lo que no deja que nadie lo moleste cuando se toma un descanso entre sus turnos. 

En el año 1966 William Grant & Sons expandió Girvan con la construcción de Ladyburn que contaba con dos alambiques de vaso para la elaboración de whisky single malt escocés. Ladyburn cesó sus tareas en el año 1975 y fue demolida al año siguiente.

Para el año 1985 la destilería introdujo el Black Barrel, su whisky de grano para exportación, a los mercados español, italiano y portugués.