En este post, 3 razones que te demostrarán que no es una locura pagar 800.000 euros por una botella de whisky

En este post te damos 3 razones que te demostrarán que no es una locura pagar 800.000 euros por una botella de whisky. Aun en medio de una situación de crisis los precios de los destilados y su calidad continúan en ascenso. A partir de ahora verás las ventajas de una buena inversión.

botella de whisky 3 razones

Te damos 3 razones que te demostrarán que no es una locura pagar 800.000 euros por una botella de whisky.

3 razones (#1) Las subastas internacionales han hecho que las botellas más prestigiosas alcancen precios similares a los de las obras de arte

Te cuento que el pasado mes de agosto, una botella de 700 ml de whisky japonés Yamazaki se subastó en Hong Kong por 795.000 dólares. Aunque vivimos en una época de incertidumbre financiera, se han multiplicado los productos elevados al rango de activos refugios.

La cuestión no se trata de simples caprichos para coleccionistas. Una reciente noticia asegura que la compañía española Surus, por ejemplo, ha puesto a la venta en su portal de subastas online Escrapalia más de 140.000 botellas de primeras marcas de destilados, con descuentos de hasta el 50% y que ha sido ordenada por el Ministerio de Justicia, según ha informado la empresa en un comunicado.

La mayor colección privada de whisky, constituida hasta su muerte
por un aficionado estadounidense, fue puesta a la venta el viernes por una casa de subastas
que espera ver algunas de las botellas alcanzar hasta un millón de libras.

3 razones (#2) Es una excelente inversión

Hoy en día, las personas coleccionan coches antiguos, relojes y hasta las zapatillas deportivas se han convertido en inversiones. En muchos de estos casos resultan más rentables que los inmuebles o las acciones. Vinos y licores también entran en la categoría de inversiones alternativas, un ámbito en el que el whisky juega un papel destacado. Lo que marca la diferencia suele ser la combinación de antigüedad y número de ejemplares existentes.

Las destilerías más buscadas, como las escocesas Ardbeg, Bowmore, Macallan y Dalmore, han entendido el juego, y han empezado a lanzar al mercado ediciones limitadas con cierta frecuencia. Suele ser más seguro centrarse en las añadas, incluso si la inversión inicial es bastante mayor.

El escocés Macallan Fine & Rare 60 años 1926 alcanzó el precio máximo de venta para una sola botella de whisky, rozando la astronómica cifra de dos millones de dólares. Existen incluso fondos de inversión dedicados exclusivamente a coleccionar las mejores botellas de whisky en las varias subastas que se llevan a cabo en todo el mundo. The Rare Single Malts solo trata barriles de whiskies raros de entre 15 y 40 años, así como botellas y colecciones de más de 30 y 18 años respectivamente. Por otro lado, The Whiskey Invest Fund, recaudó doce millones de dólares solo en 2017.

3 razones (#3) El valor de los destilados no para de crecer.

El valor de los destilados, por ejemplo los procedentes de Japón, no para de crecer. En agosto, una botella de 700 ml de whisky japonés Yamazaki se subastó en Hong Kong por 795.000 dólares. Se trata de un single malt de 55 años, puesto a la venta en una edición limitada de cien piezas, el 30 de junio de 2020. Lo que hace aún más notable esta subasta es que se trataba de una edición muy reciente.

3 razones whisky japonés Yamazaki

En agosto, una botella de 700 ml de whisky japonés Yamazaki se subastó en Hong Kong por 795.000 dólares.

​Las cien botellas producidas fueron adjudicadas a través de un sorteo celebrado el pasado mes de febrero, en el que solo pudieron participar coleccionistas del país asiático. Los afortunados participantes tuvieron que gastarse solo 27.500 dólares por ese destilado guardado en una botella con un especial grabado de polvo de oro y una caja de roble negro Mizunara.

El nuevo récord marcado para una sola botella de whisky japonés consagra una tendencia que se viene desarrollando desde hace varios años. Los destilados nipones han cosechado numerosos premios y, en algunos casos, alcanzan, o hasta superan, el prestigio de los clásicos escoceses. Yamazaki es la marca insignia de Suntory Holdings Limited, fundada en 1899 y una de las empresas más antiguas en la producción y distribución de bebidas alcohólicas en Japón.

La demanda de whisky japonés se ha disparado literalmente en la última década, lo que ha llevado a quintuplicar el precio de venta de botellas como la de Yamazaki 18 años. El valor, en dólares, de las exportaciones a Estados Unidos creció un 50% en 2019 respecto al año anterior, según datos recogidos por el Distilled Spirits Council.

Whiskies Yamazaki en Licorea
En Licorea tenemos una sección de productos descatalogados que aumentan su precio con el tiempo, no dejes de visitar la sección.